El incumplimiento de las leyes en la industria cosmética convencional

  • El incumplimiento de las leyes en la industria cosmética convencional

"De las 150.000 sustancias químicas que se utilizan, 8.000 acaban en cosmética. Con letras pequeñas y difíciles de entender, es fácil comprar uno de estos productos si vienen camuflados con aromas agradables y de bajo costo."

La normativa española sobre productos cosméticos –en concreto el Real Decreto 1599/1997 de 17 de octubre y la Directiva Comunitaria 2003/15/EC de 27 de febrero, traspuesta a la ley nacional el 11 de septiembre de 2004 - los define como ´´toda sustancia o preparado destinado a ser puesto en contacto con las diversas partes superficiales del cuerpo humano (epidermis, sistema piloso y capilar, uñas, labios y órganos genitales externos) o con los dientes y mucosas bucales con el fin exclusivo o principal de limpiarlos, perfumarlos, modificar su aspecto y/o corregir los olores corporales y/o protegerlos y mantenerlos en buen estado’’.

La ley dice que los cosméticos, es decir, todo lo que se aplica en nuestro cuerpo: perfumes, champús, cremas depilatorias, jabones, bronceadores, etc., no pueden contener sustancias clasificadas como carcinógenas, mutágenas, o tóxicas. A simple vista, vemos en las etiquetas de muchos productos, el incumplimiento de dichas leyes Marcas de prestigio, se defienden haciendo énfasis en que la cantidad empleada de estos ingredientes es muy pequeña, sin tener en cuenta que la mayoría de las personas los usan a diario. El hecho es, que poco a poco vamos acumulando más y más cantidad de elementos en el organismo.

La etiqueta, ¿Cómo entenderla? 

Seguramente, todos nos preguntamos por qué los ingredientes de los cosméticos no están en español. A principios de la década de 1980, la Food and Drug Administration (FDA) estadounidense, estableció la regla según las cuáles han de aparecer los ingredientes en las etiquetas. Esa regla se llama INCI(International Nomenclature of Cosmetic Ingredients) y establece que los nombres de las sustancias deberán aparecer en latín, colocadas por orden de mayor a menor cantidad. Todo esto, para que el consumidor tenga la mayor información posible. Así, cuantos más ingredientes naturales aparezcan en primer lugar, más natural será el producto.

¿Qué opciones tengo de utilizar cosméticos fiables?

Muy opuesto a la cosmética tradicional, al otro lado de la balanza, tenemos la cosmética natural, ecológica, bio, sin tóxicos, etc. Son muchos los sinónimos que se pueden emplear para definir esta nueva era de los productos de cuidado personal; ‘el boom’ que están experimentando es muy positivo.

Ozono D’or apuesta por una línea dermocosmética de productos “Sin”: sin parabenos, sin siliconas, sin EDTA, sin colorantes artificiales, sin químicos, sin sulfatos (SLS-SLES), sin aluminio… en definitiva, dermocosméticos sin tóxicos aptos para ser utilizados cuantas veces sea necesario.

Son aptos para veganos, es decir, no contienen ingredientes de origen animal, y tampoco son testados en animales.

No es fácil cambiar cuando estamos acostumbrados a utilizar una misma marca de productos durante muchos años, pero los consumidores, por sí mismos, se están percatando del daño que al que están siendo sometidos. Y son ellos mismos los que nos llaman o nos escriben solicitando nuestros productos naturales, que son mucho más que productos de belleza, ya que protegen la piel de bacterias e infecciones causantes de problemas de piel, como la dermatitis por ejemplo. Combinan belleza y bienestar.

Si quieres pasarte a lo natural, evita comprar cosméticos que contengan:

  • Aluminium. Aluminio. Desodorantes.
  • Aceites minerales: Parafinas (parafinum liquidum), Petrolatum. En Cacaos labiales.
  • Triclosan. Triclosan. Jabones, dentífricos.
  • “ --paraben”. Parabenes. Cremas.
  • Phthalates. Ftalatos. Laca de uñas, pintalabios.
  • Sodium Laureth SulfateChampú.
  • Sodium Lauryl SulfateChampú.
  • Nanopartículas (nano). Protectores solares.

 

Desafortunadamente, la lista es mucho más amplia. Si quieres conocer otros ingredientes perjudiciales para la salud, pincha el siguiente enlace "Cosméticos: riesgos para la salud". Y te contamos además, lo que debes tener en cuenta en el momento de comprar un cosmético natural:

  • Fíjate que los ingredientes aparezcan en latín, es decir, según la nomenclatura INCI.
  • Observa que contenga menos de 30 ingredientes. Si contiene más, empieza a dudar que sea un producto ecológico.
  • Descártelos si dicen 'con esencias frutales'. Las frutas no contienen aceites, por lo tanto, es imposible extraer aceites.
  • Si lee la frase ‘extractos naturales reconstituidos’ podría tratarse de imitaciones del olor o propiedades de alguna planta.
  • Es falso que los cosméticos “bio” sean más caros que los tradicionales. En www.ozonodor.es los puede encontrar a precios muy asequibles y son libres de tóxicos, fabricados en nuestra propia sala blanca.

Tags relacionados

parabenos sulfato cosmetica natural

Facebook Twitter Google Digg Reddit LinkedIn Pinterest StumbleUpon Email

Comentarios

Su Nombre:

Su Email:

Su Comentario: Note: HTML is not translated!

Introduce el código en la casilla de abajo: