Hospitales, Clinicas y Geriátricos

 El Ozono es un compuesto inocuo de átomos de oxigeno, que se consigue  mediante un proceso totalmente ecológico sin desprender subproductos abrasivos y que puedan ser considerados como contaminantes.

             Persigue, y de hecho lo consigue, una esterilización de aquellos medios con los que entra en contacto, permitiendo una rápida, sencilla y efectiva desinfección sin desprender efectos secundarios, siempre con un correcto uso siguiendo las especificaciones del fabricante.

              Ozono, un producto presente y creado por la naturaleza que desprende unas cualidades y propiedades aplicables a multitud de campos de investigación de las cuales citaremos aquellas  ventajas encaminadas hacia el tema que nos ocupa,  la medicina. Un producto natural producido de forma artificial con una comodidad notable y respetando el principio productor de la naturaleza.

 

EL OZONO EN EL AIRE HOSPITALARIO

            El aire y con ello la climatización de locales de tránsito público son lugares especialmente expuestos a focos de infección de transmisión aérea, si a este hecho añadimos el encontrarnos con un lugar transitado por enfermos como es el caso que nos ocupa, dicha exposición se ve acrecentada, por lo que los cuidados en este aspecto se deben acentuar y aun más desde las últimas infecciones creadas por la Gripe H1N1 o Gripe A.

                   El Ozono es la medida adecuada para este objetivo a fin de destruir agentes patógenos  que hacen proliferar dichas infecciones, sin necesidad de acudir a productos alterados o químicos que desprende residuos o subproductos no deseados. El alto poder oxidante del Ozono es el tratamiento más adecuado para la destrucción de bacterias, virus y/o gérmenes, además de permitir una oxigenación extra tras su descomposición molecular.

conducto_aire.JPG

               El procedimiento consiste en la colocación de generadores de ozono completamente automatizados, que trasmitan la cantidad de Ozono necesaria a los conductos de climatización llegando a todas esas estancias que presenten el sistema, como pueden ser consultas, salas de espera, de lactancia, salas de juego, pasillos, etc.

               Está especialmente indicada su instalación en conductos que esparzan su acción a través de todo el edificio, no solo para que su propagación sea más efectiva sino para conseguir con ello  la limpieza de conductos que presentan unas renovaciones muy escasas o nulas y que son objeto de poca limpieza.

               Una vez esparcido el Ozono, éste se pone en contacto con los agentes productores de estas infecciones, ambientes enrarecidos y/u olores, de manera que se adhieren a estas partículas oxidándolas y consecuentemente destruyéndolas. El Ozono se fija a las células, más concretamente al ADN y ARN oxidándolo y con ello evitando la reproducción celular ocasionando su destrucción.

 

quirofano_y_sala_espera.JPG

 

                Una vez cumplido su acción, el Ozono produce su descomposición molecular liberando Oxigeno aportando  un ambiente refrescante, purificado y beneficiando el lugar  de trabajo, junto con las ventajas que generan para los usuarios de la clínica u hospital.

                Existen estancias en las que se hará necesaria una desinfección especial por el contenido o acciones que se desarrollan en ella como puede ser el caso de los quirófanos, UCI o zonas de cura. Para estas circunstancias especiales existe la posibilidad de establecer generadores de ozono portátiles capaces de purificar el ambiente de esas salas consiguiendo su efecto purificador y desinfectante.

 

EL OZONO EN AGUAS HOSPITALARIAS

                Los beneficios desinfectantes del Ozono por medio de su mezcla con el agua, hace posible una desinfección sin igual en la limpieza tanto del instrumental quirúrgico, como en el aseo inicial del cirujano antes de la operación o del ATS antes de proceder a curas.

 

manos_e_instrumental.JPG

 

                 Estas ventajas son extensibles evidentemente a la limpieza de estancias o materiales que precisen de esta desinfección, siempre teniendo presente la vida útil del gas Ozono que está cifrado en unos 25 minutos, tras los cuales se descompone y pasa a su estado inicial.

  

APLICACIONES GERÍATRICAS

 

                 Debe ser de consideración la utilidad manifiesta del Ozono en residencias o geriátricos en la que los tratos dirigidos a los mayores deben ser lo más seguro  posible debido las enfermedades y dolencias que acarrean edades avanzadas como es el caso de los inquilinos de estos lugares.

                  Indudablemente las aplicaciones manifiestas anteriormente en el ambiente y aguas son fácilmente extensibles a estos lugares debido a que son necesarios cuidados especiales y específicos para estas personas, de esta forma conseguiremos:

-            Desinfecciones de las estancias de ancianos, otorgándoles un ambiente más sano.

-          En caso de disponer de piscinas podremos tenerlas más desinfectadas y saludables gracias a los tratamientos desinfectantes con Ozono, eliminando las consecuentes desventajas del cloro como pueden ser: olores, picores de ojos e irritaciones, lentitud en el proceso de desinfección del agua, entre otras.

-          Conseguiremos otorgarles servicios de más alta calidad debido a los tratamientos con Ozono en piscinas, terapias y ejercicios con baños.

-          Eliminaremos cualquier olor no deseado que incomode al usuario, incluidos los humos de tabaco.

-          Estaremos en disposición de aportarles un ambiente cargado de iones negativos para una mejor estancia.

-          Podremos dotarles de un suministro acuoso libre de cualquier agente patógeno o foco infeccioso.

-          Podremos disponer de servicios especializados en enfermería pudiendo prestar terapias, respiratorias, cicatrizantes, regenerativas, etc., todas ellas sin tener que trasladarnos del propio geriátrico. (Ver  apartado de Ozono Terapia enwww.gmbozone.com)

-          Eliminaremos la posibilidad del Síndrome Edificio Enfermo.

-          Podremos dotar a cocinas y aseos de un aspecto más limpio y fresco, puesto que conseguiremos la desinfección y desodorización de estas estancias.

-          Contaremos con un poderoso aliado en la desinfección de útiles de restauración, de limpieza, de enfermería y de cualquier objeto que creamos conveniente su desinfección.

-          Conseguiremos una desinfección extra en el proceso de limpieza, ya que es posible el aseo de las estancias con agua ozonizada que nos permitirá una mayor seguridad.

 

PREVENCIÓN DE FOCOS INFECCIOSOS

                Cualquier edificio destinado a un uso público necesita de lugares para albergar grandes cantidades de comida, ya sea el caso de despensas y/o cámaras frigoríficas. En estos casos suele optarse por la preservación con frio pero sin tener presente que el frio lo que genera es un efecto paralizante sin elimina los organismos objetos de infecciones o contagios, no obstante la acción desinfectante del Ozono destruye aquello que hace peligrar estos almacenajes ayudando a:

-     una conservación más sana y desinfectada de los alimentos 

 -     prevención de  malos olores, putrefacciones y hongos

-     evitar la pérdida de peso de los alimentos, consecuencia muy ligada a la descomposición y corta conservación de alimentos perecederos

 

camara_frio.jpg

                 Las acciones del Ozono asegura la asepsia de los alimentos y de las salas que los contienen aumentando la seguridad y comodidad en la manipulación de alimentos.

                 Podemos hacer extensible a este apartado la prevención de focos infecciosos o ambientes enrarecidos en lugares de trabajo que puedan generar: absentismo laboral, malestar en el trabajo cotidiano que hacen disminuir la calidad y cantidad del mismo, además de ayudar a la mejora en los tiempos de adaptación al puesto de trabajo, entre otros aspectos.

                 Todas estas acciones pueden ser fácilmente salvables por medio de aplicaciones de técnicas de Ozonización, consiguiendo con ello una mayor ergonomía en el puesto de trabajo contribuyendo a la Prevención en Riesgos  Laborales.

 

CONCLUSIONES

                  El Ozono es uno de los oxidantes más potentes que existen, dotándole de una capacidad desinfectante excepcional aplicable a lugares tan delicados como hospitales y clínicas.

                   Estamos ante un salto de calidad que ponemos al alcance del cuidado de personas, ya sea por medio de clínicas u hospitales, o por medio de geriátricos. Un desinfectante instantáneo durante todo el año, y disponible para cualquiera de las aplicaciones establecidas con anterioridad. Una innovación tecnológica cuyos usos y beneficios son innumerables.

                   La medicina, la alimentación, …, son solo algunos de los campos de aplicación de esta novedosa técnica que nos permite establecer pautas de trabajo más seguras y destinadas a dotar al usuario de una seguridad extra no conseguida con otras artes.

                   Los generadores de Ozono son equipos muy compactos, de fácil instalación y con un consumo energético muy reducido y bajo unos costes sensiblemente reducidos gracias a la apertura de mercados y las múltiples innovaciones tecnológicas que le han permitido ser una tecnología cada vez más asequible.

                   El Ozono es sin duda una solución de futuro a las incipientes necesidades de desinfecciones y seguridad estando a la vanguardia de la tecnología, lo cual posibilita una producción cada vez más rentable y efectiva.

                   Ozono un producto natural, inocuo y sin efectos secundarios perjudiciales, que nos permite acometer acciones desinfectantes de una manera simple y ecológica, en el lugar y momento que se desee.

 

                 El procedimiento consiste en la colocación de generadores de ozono completamente automatizados, que trasmitan la cantidad de Ozono necesaria a los conductos de climatización llegando a todas esas estancias que presenten el sistema, como pueden ser consultas, salas de espera, de lactancia, salas de juego, pasillos, etc.

                 Está especialmente indicada su instalación en conductos que esparzan su acción a través de todo el edificio, no solo para que su propagación sea más efectiva sino para conseguir con ello  la limpieza de conductos que presentan unas renovaciones muy escasas o nulas y que son objeto de poca limpieza.

                 Una vez esparcido el Ozono, éste se pone en contacto con los agentes productores de estas infecciones, ambientes enrarecidos y/u olores, de manera que se adhieren a estas partículas oxidándolas y consecuentemente destruyéndolas. El Ozono se fija a las células, más concretamente al ADN y ARN oxidándolo y con ello evitando la reproducción celular ocasionando su destrucción.

  • Pago seguro
  • envío gratis
  • Entrega 24 horas
  • Tarjetas
  • Transferencia
  • IVA
  • Paypal