Ambientes Interiores

Existen multitud de superficies que se dedican a satisfacer determinadas necesidades, y que para conseguir dicho fin, es necesario la utilización de espacios públicos  de gran tránsito de personas como son las estancias en hoteles, salones de convenciones, museos, bibliotecas, entre otros.

En estos recintos adquiere una vital importancia la prestación de servicios sanos, frescos, higiénicos y libres de cualquier agente patógeno  y olores que hagan peligrar la estancia del individuo.

El Ozono aparece como una respuesta clara y sencilla a estas demandas, puesto que su poder oxidante conlleva a una destrucción rápida de cualquier agente patógeno u olor que podamos percibir, de manera que haremos más cómoda la estancia del usuario. Un método fácil, ecológico y saludable que nos permitirá destruir aquellas partículas que ponen en peligro nuestra salud y bienestar.

Existen distintos focos a tratar en ambientes interiores como pueden ser el suministro de agua, la ventilación del recinto y otros focos infecciosos que se detallan más abajo, todos ellos aspectos a tener en cuenta y a tratar para conseguir ambientes relajados y saludables.

Centros comerciales, bancos y cajas, supermercados, grandes almacenes, talleres, bibliotecas, cines, restaurantes, gimnasios, piscinas, aseos y/o industrias alimenticias, son solo algunos de los recintos que pueden ser tratables con ozono garantizándoles un ambiente más fresco y desinfectado.

EL OZONO EN EL SUMINISTRO DE AGUAS

La técnica de ozonización de aguas nos  permite la eliminación de agentes patógenos o dañinos que pueden comprometer la infección de este líquido y contribuyen a la eliminación  de olores desagradables presentes en ellas, colores no deseados y, por supuesto, evitará la conversión de estos recintos en fuentes infecciosas. El Ozono actúa purificando el agua y haciéndola totalmente asumible por los seres vivos sin tener que acudir a componentes químicos que puedan alterar su pureza, dureza, color u olor del suministro. El  efecto mencionado se consigue de una forma muy rápida, puesto que cuenta con una celeridad de desinfección de hasta 600  veces mayor que el cloro. 

 El procedimiento a realizar es rápido y fácilmente adaptable a cualquier lugar  con suministro acuoso.

 Se realiza una mezcla de agua-ozono por medio de equipos venturi o, por medio de burbujeo en depósitos de agua estancos, una vez producida la mezcla y  presentando ésta los valores deseados de desinfección, los beneficios pueden expandirse a aquellos objetos que entren en contacto con el agua ozonizada. 

Al igual que el agua oxigenada produce su acción desinfectante al entrar en contacto con heridas, el agua ozonizada cumple esta misma premisa pero a unos niveles mucho más elevados consiguiendo el ozono un poder desinfectante mayor que el Cloro y que la legía, esta última es un derivado del Cloro con menor intensidad.

 Es muy claro las grandes propiedades del ozono, pero  esta será efectiva, tras otorgar al agua, una medición de Redox mayor al 750.

Redox son las siglas de Reductor y Oxidante, el primero de ellos suministra electrones desde su estructura al medio, aumentando su poder de oxidación, mientras que el Oxidante es el elemento químico que tiende a captar esos electrones produciendo una reducción del elemento debida a la oxidación, Reducción y Oxidación REDOX. Estas ventajas se pueden aplicar a la limpieza de estancias o materiales que requieran desinfectarla teniendo en cuenta la vida útil del gas Ozono que está calculado en unos 25 minutos, pasado este tiempo se descompone y pasa a su estado inicial.

  

EL OZONO EN EL AMBIENTE

 El aire y con ello la climatización de locales de tránsito público, son lugares especialmente expuestos a focos de infección de transmisión aérea, por lo que los cuidados en este aspecto se deben acentuar y aun más desde las últimas infecciones creadas por el Virus H1N1 o Gripe A, Legionelosis, etc.

 La exposición al Ozono está recogida y reglada por diversos organismos y documentos que establecen la no exposición directa al ozono en concentraciones superiores a 0,05 PPM durante 8 horas consecutivas. Ante esta reglamentación, GMB OZONE ECOLOGICAL EQUIPAMENTS, S.L., equipa sus productos con generadores y dispositivos de control de programación que nos permite adherirnos a esta normativa y contribuir a la correcta utilización de esta tecnología tan innovadora y eficiente de una forma segura y sencilla. BOE NUM. 1076 11 RD1796_2003 / REAL DECRETO 168/1985 de 6 de Febrero / NORMA ESPAÑOLA UNE 400-201-94 / GUIA CALIDAD DE LA OMS (0,05 PPM 0,1 MG/M3).

El Ozono es la medida ideal para la desinfección de locales con el propósito de destruir agentes patógenos  que hacen proliferar infecciones y sin necesidad de acudir a productos alterados o químicos que desprende residuos y/o subproductos no deseados. Su alto poder oxidante es el tratamiento más adecuado para la destrucción de bacterias, virus y/o gérmenes además de permitir una oxigenación extra tras su descomposición molecular.

El procedimiento consiste en la colocación de generadores de ozono completamente automatizados que trasmitan la cantidad de Ozono necesaria a los conductos de climatización llegando a todas esas estancias donde esté presente el sistema de climatización como pasillos, salas de lactancia, salas de juegos, almacenes, aseos, etc.

 

Está especialmente indicada su instalación en conductos que esparzan su acción a través de todo el edificio, no solo para que su propagación sea más efectiva, sino para conseguir con ello  la limpieza de conductos que presentan unas renovaciones muy escasas o nulas y que son objeto de poca limpieza.

Una vez esparcido el Ozono, éste se pone en contacto con los agentes productores de estas infecciones, ambientes enrarecidos y/u olores, de manera que se adhieren a estas partículas oxidándolas y destruyéndolas. El Ozono se fija a las células, concretamente al ADN / ARN oxidándolo y, por consiguiente, evitando la división celular y con ello su destrucción.

Una vez cumplida su acción, el ambiente se torna refrescante, libre de olores no deseados, purificado, beneficiando el lugar de trabajo o residencia y siempre bajo la premisa de utilizar un producto ecológico.

 

Existen estancias en que las circunstancias hacen necesaria una desinfección especial por el contenido o acciones que se desarrollan en su interior como es el caso de salas de despiece, salas de salazones o de maduración de productos, etc. Para las circunstancias expuestas anteriormente, existe la posibilidad de establecer generadores de ozono portátiles capaces de purificar el ambiente de esos lugares consiguiendo su efecto purificador y desinfectante.

  

PREVENCIÓN DE FOCOS INFECCIOSOS 

         Cualquier edificio destinado al uso público, necesita lugares para albergar alimentos,  enseres, productos de limpieza etc. Dentro de estas afirmaciones podremos encontrarnos con despensas, cámaras frigoríficas, cámaras de congelación, etc. El Ozono aplicado a estas estancias presenta la peculiaridad ya mencionada de desinfección ambiental continua, además de disponer de una características extra frente al frio generado  por las cámaras y es que el efecto paralizante del frio no elimina los organismos objetos de infecciones o contagios. No obstante, se acción desinfectante destruye aquello que pone en peligro estos almacenajes ayudando a tener una conservación más sana y alimentos desinfectados, permite la prevención de malos olores, putrefacciones y hongos junto con la consecución de un retraso en la descomposición de artículos perecederos aumentando su conservación.

Las acciones del Ozono asegura la asepsia de los materiales y de las salas que los contienen, aumentando la seguridad y comodidad en la manipulación de estos. Un ambiente cargado de infecciones y olores nefastos, puede generar:

o    Absentismo laboral.

o    Malestar en el trabajo cotidiano que degeneran en una disminución de la calidad y cantidad del mismo.

o    Mayor tiempo de adaptación al puesto de trabajo, etc.

         Todas estas acciones pueden ser fácilmente salvables por medio de aplicaciones de técnicas de Ozonización, consiguiendo con ello una mayor ergonomía en el puesto de trabajo y contribuyendo así  a la Prevención en Riesgos  Laborales.

 

TEMPERATURA, HUMEDAD Y OZONO

              La temperatura y la humedad son factores directamente influyentes en la estabilidad y acción desinfectante del Ozono que es perfectamente aplicable a temperatura ambiente situando su máximo poder desinfectante a una temperatura de 78o, mientras que su máxima estabilidad en el tiempo se consigue a los -50o. No obstante, la vida útil de este gas, se sitúa en unos 25 minutos a temperatura ambiente, incrementando su tiempo de duración cuanto menor es la temperatura aplicada sobre él o sobre el ambiente donde aplicamos el tratamiento, motivo por el cual está especialmente indicado en la desinfección y tratamientos de cámaras frigoríficas actuando de una manera muy eficiente. Esta limitación de tiempo es fácilmente salvable, gracias a la colocación in situ de los generadores programables de Ozono los cuales desprenderán las cantidades deseadas y en los intervalos requeridos por el usuario, de manera que la desinfección se hace de forma continua.

               En cuanto a la humedad, el ozono presenta un comportamiento similar puesto que cuanto mayor es ésta, más se ralentiza su acción, caso poco probable puesto que frente a humedades ambientales, que suelen ser la tónica general, su acción es invariante.

 

CONCLUSIONES

               El Ozono constituye un método ideal para la desinfección de ambientes donde el tránsito de personas es algo cotidiano y donde las precauciones deben extremarse para evitar contagios y momentos desagradables e indeseados. La técnica de la ozonización nos permite acceder a una desinfección rápida, sencilla y novedosa que nos hará gozar de un ambiente libre, fresco y purificado donde la rutina diaria o las acciones lúdicas, se tornarán más agradables.

               El Ozono es un método ecológico y sano que nos ayudará a conseguir nuestro objetivo respetando el medio ambiente y desechando la utilización de métodos químicos que alteren el bienestar o, precisen de tratamientos y manipulaciones peligrosas.

Seguro, ergonómico, sano, fresco, son solo alguno de los adjetivos con los que podremos catalogar los espacios de tránsito público, adjetivos que forman parte de nuestra razón de ser como vínculo hacia la seguridad y el bienestar de los usuarios del Ozono.

  • Paypal
  • Pago seguro
  • envío gratis
  • Entrega 24 horas
  • Transferencia
  • Tarjetas
  • IVA